Nueva York. Cosmopolita (parte 1)

Nueva York. Las culturas, las razas, miles de colores se entremezclan para crear una comunidad mixta increiblemente variada.

Rascacielos inalcanzables, arquitectura gótica en cada esquina, la Quinta Avenida, los Yankees, Central Park, El Bronks, Times Square… Gente trajeada con zapatillas de deporte, miles de starbuks circulando por las calles, luces deslumbrando, alcantarillas humeantes, cientos de taxis amarillos… Todo lo que conocemos de Nueva York, es Nueva York y mucho más.

Dividiré la visita en tres partes porque tiene mucho que contar y que ver.

Al fin cogimos nuestro vuelo y llegamos a NY a las 23h. de la noche. El vuelo duró aproximadamente 40 minutos. No había nadie en el aeropuerto y no tuvimos que pasar ningún control. Salimos a coger un taxi junto a la otra pareja española. Compartiríamos gastos ya que nos habían dicho que no era barato y los hoteles no estaban muy lejos entre si.

El taxi, amarillo, americanazo cual película y el conductor aún más.  Llegamos a Manhattan y empezamos a FLIPAR EN COLORES, luces, rascacielos, miles de taxis amarillos por todas partes… No alcanzaba la vista desde la ventana del taxi hasta arriba.

Fin de trayecto, el Room Mate Grace, a medio minuto caminando de Times Square y de origen español.

Un hotel en Times Square no es barato, pero compensa porque todo parte desde allí y hay muchísimas líneas de metro con las que te puedes mover facilmente. Pero bueno que decir del hotel, ¡una chulada! Cuando llegamos había fiesta en la piscina (solo tiene una y es interior) justo al lado del bar, y un grupo de jóvenes americanos de todas las razas salían del hotel mientras se escuchaba música disco dentro.

Processed with VSCOcam with p2 preset

Processed with VSCOcam with a4 presetCada planta tiene un diseño distinto, las paredes forradas de papel pintado y cada habitación de un color. Muy limpio, todo enmoquetado, el baño abierto y muy minimalista, todo de diseño estilo 60s 70s (tengo que decir que desde pequeña tengo una extraña pasión por los hoteles, para mi son una atracción más del viaje aunque sean malos malísimos).

Processed with VSCOcam with f2 preset Processed with VSCOcam with f2 presetProcessed with VSCOcam with t2 preset

Y nuestra primera visita después de instalarnos… ¡Times Square! 😀

¿Sabéis esos momentos que tenemos a veces las personas en los que tenemos sensaciones y emociones indescriptibles que nos bloquean y que no sabes si son buenas o malas pero te desbordan por completo? Pues ese fue uno de esos momentos. Jamás había visto tantísima cantidad de luces juntas encendidas a la vez. Carteles luminosos en cada esquina, en cada fachada, en cada rascacielo y oficina TODAS encendidas a la vez. Estaba impactadísima y a la vez muy entristecida por lo que estaba viendo. Un cruce de emociones que me bloqueó por completo.

¡Cuantísimo derroche! En esos momentos no puedo evitar pensar en la cantidad de cosas absurdas que hacemos en el mundo y de las que no somos conscientes. Claro, que allí estábamos, habíamos cruzado el charco para, entre otras cosas, contemplar aquel espectáculo de luz y color y con ello contribuir a su mantenimiento. Sí, éramos del todo culpables.

Processed with VSCOcam with f2 preset

Processed with VSCOcam with s1 presetProcessed with VSCOcam with s1 preset

Como muchos turistas extranjeros en Nueva York, desde España contratamos dos excursiones que recomiendo totalmente: Alto y bajo Manhattan y Contrastes. Las dos salían desde la puerta de un hotel a pocos metros de Times Square, una razón más por la que escoger el hotel tan cerca fue un acierto.

Alto y bajo Manhattan

Una furgoneta va recorriendo todo Manhattan mientras el conductor y guía de habla hispana va explicando y parando en todas las zonas importantes (y menos importantes) de Manhattan. La mejor alternativa para situarse en el barrio cuando eres un recién llegado.

Desde ahí pudimos ver el Edificio Dakota, donde vivió John Lennon (y actualmente vive Yoko Ono), el mismo en el que no dejaron alojarse a Madonna por no ser apta para la comunidad…entre otras historias. Un edificio legendario donde los vecinos se eligen entre ellos. ¿Curioso, no? Así es Manhattan.

toqAgNzM

Justo enfrente Central Park, donde días posteriores pasamos una tarde maravillosa paseando en bicicleta (se alquilan en el mismo parque por unos 5 dólares la hora) y pudimos disfrutar de los newyorkinos jugando al baseball. Uno de mis sueños de niña… ¡verlos en acción! 😀 Nos faltó tiempo para ir a ver un partido. Quizá para la próxima visita.

ipx9etAR

Pero sin duda lo más especial fue el homenaje que en ese momento le estaban rindiendo a John Lennon muchos de sus seguidores en el mismo parque.

Un gran círculo de baldosines que rodean la palabra IMAGINE aparecía entre la multitud lleno de flores, muñecos y fotografías que dibujaban el símbolo de la paz mientras los fans cantaban sus canciones.

xfNyTrFZ Aún recuerdo a aquel hombre tocar la guitarra mientras hacía sonar su armónica… fue un momento único. Processed with VSCOcam with t2 preset 276_b_10x15 Pero no os voy a desvelar todo el recorrido, tendréis que descubrirlo en vuestra visita a New York. Llegamos a la última parada, y fin de la excursión: la Estatua de la Libertad. El momento esperado al fín había llegado. Aún conservo un espectacular dibujo que hice de ella hace años… reconozco que alguna lagrimilla se me escapó cuando la furgoneta dobló la esquina y apareció a lo lejos. Jamás pensé que viviría ese momento.Processed with VSCOcam with hb2 preset Ahí estaba, magestuosa, alzando su antorcha al cielo, serena, dándonos la bienvenida. No voy a decir que me pareció pequeña, muy muy pequeña (¡vaya, ya lo he dicho! :-/ ) por un momento me asusté. Pero de pequeña no tiene nada, estábamos muy lejos. Esto lo digo para que nadie se sorprenda cuando al llegar espere un enorme monumento que sus ojos no lleguen a alcanzar. Eso solo pasa si vas hasta su base. image Para ir hasta ella hay que subir en el Staten Island Ferry en el puerto de Nueva York cerca de la desembocadura del río Hudson, que tiene salida desde Battery Park con una frecuencia de 30 minutos y es gratuito. Después está la opción que nosotros descartamos de ir hasta allí en el Ferry oficial (no se permite a ninguna embarcación privada acercarse) hasta la Isla de Ellis (coste del viaje unos 17 dólares). Hm1go2Aa La panorámica del Sky Line de New York desde el Ferry es impresionante! skyline_new_yorkA la vuelta, callejeamos un poco por Wall Street y la Zona Cero. Wall Street y Zona Cero.

Wall Street, la zona financiera de la gran manzana donde los rascacielos parecen tocar el cielo. Como en todo Nueva York, estés donde estés siempre veías algo sorprendente.Processed with VSCOcam with x1 preset Processed with VSCOcam with t2 presetProcessed with VSCOcam with m5 preset Processed with VSCOcam with b1 preset

Zona cero

Processed with VSCOcam with b1 preset Processed with VSCOcam with s1 preset Y llegamos a la Zona Cero. Con la torre de la Libertad en construcción, paramos delante del bajo relieve en honor a los bomberos caidos en la tremenda tragedia del 11S. Processed with VSCOcam with f2 preset Zona 0_2 Algo por dentro sobrecoge al corazón y sin querer te transporta al fatídico momento ya histórico y te invaden la angustia y las lágrimas al ser consciente de que en ese momento tú eres el que está ahí. Caminando por donde ellos caminaron, mirando al mismo cielo que ellos, sin pensar en lo que estaba a punto de ocurrir. Empezaba a anochecer, estábamos muuuy lejos de Times Square y no voy a mentir, recorrer la interminable calle Broadway a esas horas daba un poco de… ¿miedito? Las pandillas se agrupaban ya en las calles, el calor empezaba a bajar y las alcantarillas comenzaban a humear. Ahí tuve otro de esos “momentazos”, “el momento alcantarilla!”, era real, el humo no eran efectos especiales. Processed with VSCOcam with hb1 preset Paramos a cenar algo, todo el día pateando ya empezaba a pasar factura y estábamos muertos de hambre. ¿El mejor sitio? McDonald, ¿¡dónde si no!? jajaja (no, no había otro sitio en ese momento). Pero dió la casualidad de no ser un McDonald cualquiera, situado en el 160 de Broadway en el Financial District, era el denominado como el Mc con más clase de Nueva York. Processed with VSCOcam with s3 preset ¡Y tanto si lo era! Un piano de cola en la planta superior presidía la enorme cristalera que daba a la calle (en ese momento nadie lo tocaba, era ya muy tarde), encimeras de marmol, sillas de madera de salón… Todo un restaurante de comida rápida a la altura de la zona en la que se encontraba. Claro, un financiero adinerado no se va a comer una doble cheese burguer en cualquier sitio 😛 Tras llenar el estómago, caminamos largo rato hasta que los piés dijeron “¡hasta aquí!” y nos aventuramos a coger el metro.

El Metro de Nueva York

new_york_metroProcessed with VSCOcam with b1 preset metro_card El metro de Nueva York, pura ingeniería de líneas imposibles entrecruzadas bajo un Manhattan ya casi dormido (eso de que New York es la ciudad que nunca duerme… lo dejo en entredicho). Compramos una tarjeta Metro Card y tomamos nuestra línea hasta Times Square donde tienen parada prácticamente todas las líneas. La primera experiencia en el metro, no fue nada especial. Algo de incertidumbre teníamos, ya sabes, las películas meten muchas cosas en la cabeza… pero no apareció ningún tipo raro, ni nadie nos robó, ni nadie mató a nadie… (afortunadamente :-S)

Continúa el viaje en Nueva York. Más allá de Manhattan.

Anuncios

Un comentario en “Nueva York. Cosmopolita (parte 1)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s