París. Love

ooohhh… l’ amour… , ooohhh… les macarons…, ooohhh… la torre Eiffel… ooohhh… mundo Disney…

Sí, os guste o no, París es “ooohhh…”

Poco más se puede decir de París que no haya dicho antes y ya sé que hoy no es San Valentín y que este post lo tenía preparado para ese día pero los contratiempos me impidieron publicarlo así que… hagamos un ejercicio estupendo de imaginación y pensemos que hoy es el día mundial del amor, de los flechazos, del eterno cupido que a veces acierta y otras falla y otras no se sabe bien hacia dónde apunta… porque se me ocurrirían muchos otros lugares donde mirar un atardecer o tomar un buen chocolate caliente al lado de cualquier persona querida (entre ellas incluyo a padres, madres, amig@s, mascotas y cualquier ser al que podamos amar) y qué narices, el amor hay que celebrarlo todos los días así que yo lo celebro ¡hoy! (otra vez 😛 )  Y si no, siempre habrá una buena excusa para viajar aunque sea desde el sofá 🙂 porque este post no va de amor aunque algunos la consideren la ciudad más romántica por excelencia.

Una de las cosas más difíciles de encontrar en París es un buen hotel a un buen precio ya que por lo general los buenos son muy caros y los baratos son demasiado malos (no se puede ser perfecto). El equilibrio es complicado en la ciudad de la luz y si vamos a ir a pasar varios días será bueno tener un buen sitio donde poder descansar después de horas y horas de caminar.

Bien, pues creo que di con la clave al encontrar el Hotel Libertel Canal Saint Martin sin duda alguna fue todo un acierto, claro que según la temporada, como en todas partes los precios quizá se vayan de las manos.

A tan solo media hora en metro del centro de París y con la parada justo frente a la puerta, este hotel está situado en el barrio de Saint Martin, al norte de París. Un barrio sencillo, obrero y con cierto encanto parisino de día donde podéis disfrutar de sus pastelerías y bares para desayunar a un precio de risa si tenemos en cuenta que es una ciudad por lo general bastante cara. Un café au lait et un croissant buenísimos y grandísimos aquí os pueden alegrar el estómago y el bolsillo para el resto del día.

Y si por la noche no queréis gastar mucho, como ya he dicho en más de una ocasión y aunque sea basura pura, hay un Mc Donald muy socorrido al otro lado de la acera del hotel :-/

paris (13)

Y ahora la pregunta, ¿ver París en tiempo record es posible? Todo no, pero lo principal sí (aunque no en profundidad, pero sí para hacernos una idea de la ciudad).

En el post de Montmarte ya os conté un día por el barrio bohemio, hoy nos moveremos por el centro y los edificios más conocidos de la ciudad.

Comenzamos la mañana cogiendo el metro y bajando en pleno centro, empezando por el Arco del Triunfo. Lo ideal es que desde cualquier punto en el que estéis toméis la línea número 2 con dirección Chales de Gaulle porque justo ahí es donde encontraréis el arco. No tiene pérdida.

Metro de París

Símbolo del metro de París

Una vez frente al él tenemos dos opciones, subir en ascensor y esperar una cola tremenda o subir las 286 escaleras de caracol que llevan hasta la cima. La entrada tiene un coste de 9,50€ y 6€ para tarifa reducida. Venga, vamos a caminar un poco, que os veo muy relajados hoy 😛

arco_del_triunfo_paris (3)

arco_del_triunfo_paris (2)

Escaleras de subida…

arco del triunfo

paris (7)

Panorámica de la Torre Eiffel desde lo alto del Arco del Triunfo

Las vistas bien recompensan la subida, deteneos unos minutos simplemente a sentir la ciudad y su caos.

arco_triunfo

Escaleras de bajada…

arco del triunfo

Rápido ¿verdad? ¡Seguimos! 🙂

Un buen paseo mañanero por los Champs Elisees es algo que todo aquel que visite París no puede dejar de hacer. Tiendas, bares, restaurantes, más tiendas y algún que otro museo peculiar donde sobretodo los amantes de los coches disfrutarán de más de un clásico y algún que otro coche de última generación.

paris_peugeot_404

En algunos pasajes y bocacalles se pueden encontrar escaparates deluxe como este de maxin´s y otros.

Escaparate tienda Maxim´s en París

Pero como no hemos venido precisamente “de tiendas” seguimos hasta el final de los Campos Elíseos donde nos encontramos con la plaza de la Concordia donde, si nos desviamos hacia la izquierda antes de cruzar el parque, llegaremos hasta el edificio de la Ópera de París.

opera de París

A la vuelta, si atravesamos el parque hasta el final, llegamos al segundo de los tres Arcos de París que nos llevará hasta el famoso museo Louvre.

paris_arco

louvre_paris

Una vez allí y más adelante, se encuentra el Centro Pompidou, el museo de arte moderno más conocido de la ciudad.

Fachada del Centro Pompidou

Continuamos el trayecto y nos acercamos hasta el Sena para topamos con Nuestra Señora de París, o más conocida como Notre Dame.

Notre Dame

Gárgolas de Notre Dame

Mirad hacia arriba y observad sus impresionantes gárgolas.

 

Dejamos a un lado la ruta cultural para perdemos callejeando hasta llegar a MERCI, una tienda situada en el 111, Boulevard Beaumarchais donde aparte de encontrar un sin fin de artículos de hogar, libros, decoración, etc… podremos tomar un café de media tarde en una librería con mucho encanto que tiene en su interior. Lo más representativo de esta tienda es sin duda el Fiat 500 que preside la entrada y que cambia su indumentaria según el día, la temporada o la estación. Si pincháis aquí podréis ver una estupenda colección de fotos que he encontrado en el blog de The Terrier and Lobster

Fiat 500 tienda Merci

Al caer la tarde regresamos hacia el centro donde La Grande Roue de la Plaza de la Concordia ya se encuentra iluminada y se respira el ambiente navideño que celebra la ciudad y engalana sus calles para la ocasión. No dejéis de visitar sus mercadillos donde podréis tomar un buen chocolate o vino caliente y comprar infinidad de adornos en sus puestos callejeros.

paris_noria

paris_navidad

paris_navidad (1)

Pero si de dulces hablamos, la parada obligatoria es aquí en LADUREE. La tienda de los macarons por excelencia, los mejores de París -dicen- pero sobre todo los más lujosos. Y no solo por su precio, entrad en la tienda y comprobadlo con vuestros propios ojos porque enamora ya desde la puerta.

laduree_paris

 

Y como broche final no podía faltar ella, con su traje de noche, La Torre Eiffel.

Torre Eiffel

Llegando a la explanada de Trocadero las vistas que ofrece son maravillosas y el espectáculo de luces inigualable ya que cada cierto tiempo va cambiando de color.

Hasta aquí la primera visita a París y que espero no sea la última. Una ciudad así merece repetir y sobretodo sentir porque si algo tiene la ciudad de la luz es magia.

Os animo a todos a que comentéis con vuestros lugares favoritos de París y así me ayudéis a completar la lista de sitios para ver en las siguientes visitas a la ciudad 😉 y si os perdisteis la entrada de Montmarte podéis acceder pinchando también aquí.

¡Hasta el próximo destino! :-*

 

Anuncios

Un comentario en “París. Love

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s