Galería

Lisboa. La niña mimada de Portugal.

Lisboa. Capital de Portugal. La hermana mayor de Oporto y la ciudad donde el río Tajo se abre camino bajo los brazos abiertos del Cristo Rey y donde el fado suena con más alma que en ningún otro lugar. Lisboa, tierra de mar, cultura, música y mucha tradición.

Me moría de ganas de publicar este post y enseñaros los lugares que pudimos conocer en Lisboa y así poner mi granito de arena (como en todos los posts aunque solo los lean tres) mostrando mi punto de vista y quien sabe si lugares que aún no conocíais 🙂 Pido disculpas de antemano porque la calidad de las imágenes no es la que me hubiese gustado. Mi Canon ya está viejita y el teléfono que llevaba cuando tomé las fotografías no era el más adecuado. Aún así, espero que las disfrutéis tanto como yo haciéndolas.

Dejamos las playas de Estoril y Cascais atrás y llegamos a Lisboa bordeando la costa. Al fondo ya se dejaba ver el Puente 25 de abril, el puente colgante más largo de Europa. ¿A qué otro famoso puente os recuerda? Sí, es igualito que el Golden Gate de San Francisco y es que su similitud no es casual ya que fue fabricado por la misma empresa 🙂

lisboa (3)

Puente del 25 de abril

Tras instalarnos en el hotel salimos a conocer la tarde-noche Lisboeta.

Cena, copas y mucho fado

La primera parada sería el Barrio Alto, una de las zonas más bohemias y cosmopolitas de la ciudad con un ambientazo increíble para cenar, tomar una copa o escuchar fados en directo en alguno de sus innumerables garitos nocturnos. ¡Muy recomendable!

barrio_alto (1)

Hay un sitio de esos con solera llamado A Tasca do Chico, donde a eso de las 10 de la noche cantan fados en directo pero que si no vais con tiempo no solo os quedáis sin mesa, sino que os quedáis sin hueco en la puerta ni tan siquiera para asomaros. Si alguno conoce La Anselma de Sevilla ya se puede hacer una idea de lo que va a encontrar 😉

barrio_alto

Para cenar os recomiendo un buen bacalao, plato estrella portugués en cualquiera de sus variantes, con un vino blanco de la zona y a disfrutar ❤

bacalao_con_nata

La versión más típica suele ser el bacalao con nata, aunque se hace un poquito pesado para cenar, está buenísimo.

Hay un detalle que se me escapó en el post de Oporto y que considero importante contar acerca de los picoteos en las mesas de los restaurantes en Portugal. ¿Sabéis esas típicas tapas de aceitunas o patatas que nos ponen en España cuando pedimos la cañita o el refresco? pues en Portugal ¡te lo cobran! :-O  así que todos con las manos quietas si no queréis llevaros una sorpresa cuando el camarero os traiga la cuenta. Y si lo veis muy apetecible y queréis comerlo, adelante, pero sabed de antemano que no es gratis como aquí. Y si tenéis dudas preguntad, porque a veces incluso te lo cobran aunque no lo hayas tocado así que en ese caso es mejor disfrutarlo.

Os voy a chivar un garito de esos guapos guapos para tomar una copa o un buen mojito después de cenar y que en muy poquitos blogs encontré que hablasen de él 😛 se llama Pensao Amor (Pensión amor) y se encuentra en la Rua do Alecrim en el número 19, muy cerca del río.

Pensao Amor Lisboa

Cuenta la leyenda que antiguamente fue un antiguo burdel/pensión donde los días se convertían en noches y las prostitutas y marineros lo frecuentaban asíduamente. De hecho en teoría, el edificio conserva su autenticidad en estado puro. Tiene entrada/salida por dos calles, pero las entradas sorprenden a partes iguales.

Tiene varias salas, desde zona de baile con barra de pole dance, sala de espectáculos con representaciones de burlesque y otros, hasta tienda sex-shop y biblioteca erótica.

Pensao Amor LisboaPensao Amor LisboaPensao Amor Lisboa

La zona de las escaleras que comunica la parte de arriba con la de abajo está plagada de graffitis que hacen referencia a las chicas del burdel y los marineros.

Pensao Amor LisboaPensao Amor LisboaPensao Amor LisboaPensao Amor Lisboa

¿Y los baños? uno de los puntos claves y cada vez más de muchos locales que no os dejarán tampoco indiferentes esta vez.

Al estar tan oscuro no pude sacar buenas fotos (ni aunque lo hubiese intentado) así que os recomiendo echar un vistazo por la red para que veáis de lo que os hablo, eso sí, es mucho más chulo en directo así que no lo penséis dos veces si vais a Lisboa ya que es uno de esos lugares de los cuales no querréis salir. Buena música, buen ambiente, bebidas y un escenario sin igual. ¿Qué más se puede pedir? Yo ya estoy deseando volver.

De turismo por la ciudad

A la mañana siguiente y como solo disponíamos de un día y medio para ver todo Lisboa, comer lo típico, beber lo típico y ver los doscientos puntos de referencia apuntados en mi mapa personal, decidimos coger el bus turístico para poder tener al menos una vista panorámica y explicada de la ciudad y por qué no, poder bajar y subir en el momento que quisiéramos en los puntos que más nos interesaran (que el coche estaba muy bien guardadito en el parking 😛 ) Pero si tenéis más días, yo os recomiendo recorrela entera a pie, por supuesto.

La ciudad, con sus fachadas típicas portuguesas plagadas de azulejos como ya habíamos visto en Oporto, se abría camino al sol y nos mostraba su cara más alegre y diversa.

lisboa (17)lisboa (16)

lisboa (2) copia

Tranvía LisboaTranvía Lisboa

lisboa (40)

lisboa (5)lisboa (14)

lisboa (11)lisboa (9)

lisboa (34)

lisboa (1)

Primera parada

Indiscutible, el barrio de Belem, donde al lado del Monasterio de los Jerónimos y no muy lejos de la torre de Belem encontraréis la pastelería más famosa de la ciudad donde os comeréis los mejores Pasteis de Belem del mundo mundial, y que da nombre al local, donde además fliparéis con la cantidad de gente que va y la tremenda organización que tienen durante todo el santo día que permanece abierta. Es tan famosa que hasta el suelo lleva su nombre.

monasterio

Monasterio de los Jerónimos

pasteis_de_belem (2)pasteis_de_belem (1)pasteis_de_belem

Justo al lado tenéis un starbucks así que si os gusta tanto como a nosotros podéis acompañar los pasteles con un buen frapuccino bien fresquito. La cantidad de veces que vayáis o las cajas que compréis para llevar ya corre de vuestra cuenta.

Pasteles de Belem

Los pasteles de Belem son los dulces más conocidos de Lisboa, así que no dejéis de probarlos.

Segunda parada.

Para comer (me estoy dando cuenta que lo de comer y beber cuando salimos de viaje… no lo llevamos mal ¿eh? :-/  así me pasa luego… Eso sí, a críticos gastronómicos no nos ganaría nadie 😀 ¡Comer es un placer! y además es cultura de un país también, así que estoy perdonada jajaja.) continúo; decía que para comer debéis hacerla (y digo debéis porque es una orden) en el Mercado da Ribeira que se encuentra en Av. 24 de Julho 4.

mercado_da_ribeira copia

Fachada del Mercado da Ribeira

Se asemeja mucho al estilo de mercado de San Miguel de Madrid aquí en España, pero con la diferencia de que este es mucho más grande y que conserva la parte original de mercado comercial.

Mercado da Ribeira

Mercado da Ribeira

Mercado da Ribeira

No es que yo tenga fijación por los WC, pero es que no me negaréis que algunos son dignos de fotografiar 🙂

Aquí encontraréis un montón de puestos variados para comer buen pescado, marisco, carnes, quesos ¡de todo! Si en algo son expertos los portugueses es en cocinar pescado así que no perdáis la ocasión de saborear un buen atún a la plancha o cualquier otra delicia con verduras o en salsa.

mercado_da_ribeira (1)Mercado da Ribeira

Qué comprar

Dentro del mismo Mercado de Ribeira está  A Vida Portuguesa, una tienda con artículos peculiares, típicos portugueses como jabones, licores, libros…  Nosotros nos llevamos esta bonitez 😀

maqueta_tranvia_lisboamaqueta_tranvia_lisboa (2)maqueta_tranvia_lisboa (3)_2

No se me ocurría traernos mejor recuerdo para siempre (y para limpiar el polvo 😛 )

Si queréis llevaros otro buen recuerdo Lisboeta, os recomiendo las latas de pescado en conserva, que son muy típicas y os durarán un montón. Os aseguro que no son conservas cualesquiera, están realmente buenas y merecen mucho la pena. ¿Cómo una soñadora y coleccionista como yo no iba a comprar algo envuelto así? 😀

conservas_lisboa (1)

Ya en el centro de la ciudad, si lo que queréis es un buen disco de auténtico Fado portugués, el mejor sitio que nos recomendaron para ello fue la Discoteca Amalia (que obviamente es una tienda de discos, no una discoteca 😛 ) y que se encuentra en la Rua Áurea 272. Amalia era en Portugal como Rocío Jurado en España, una eminencia y la mejor en lo suyo.

Tienda de discos Lisboa

Continuando con la ruta por el centro callejeamos un poco para ver la vida de la ciudad, sus calles estrechas, respirar su olor y montar en tranvía 😀

tranvia_de_portugal

Tranvía Lisboa

Tranvía Lisboa

Los famosos tranvías portugueses, que ya habíamos visto en Oporto pero que en Lisboa están por todas partes y, sobretodo en época estival, están hasta los topes. Para acceder a este transporte público es recomendable sacar una de las dos tarjetas de viajes, 7 colinas o Lisboa Viva, para ahorraros un dinero en el viaje, ya que con ellas el billete cuesta 1,40€ y sin ellas pagaréis 2,85 €. Otra opción es que saquéis la Lisboa Card que tiene acceso gratuito al transporte y también os servirá para los museos de la ciudad y si vais a estar varios días y tenéis pensado visitar alguno quizá os salga a cuenta.

Tanto si montáis en ellos como si no, tened los ojos bien abiertos a los carteristas. De hecho, si os fijáis bien, los mismos portugueses en ocasiones caminan con las carteras en la mano para así evitar los robos.

tranvia_de_portugal (1)

Tranvía Lisboa

Tranvía Lisboa

Os dejo enlace a la página Lisboando, que está muy bien y encontraréis información más ampliada sobre los tranvías.

Para seguir con la marcha, por la noche yo tenía apuntado en mi agenda una sorpresita, un lugar muy especial para cenar, previo paseo por el barrio alto donde descubrimos otra Lisboa más tranquila, de escaleras interminables y calles vacías, de puertas abiertas y vida familiar y con parada para saborear una buena cerveza la cervecería más famosa de la ciudad y con casi dos siglos de vida, Cervejaria Trindade, en Rua Nova da Trindade, 20, en Chiado. He leído que no es la mejor así que si conocéis otra que la supere, por favor, dejadme un comentario que estaré encantadísima de visitarla en mi próxima visita 😉

Cervecería da Trindade

Frente a la cervecería, una tienda con muchísimo encanto donde vendían todo tipo de conservas.

lisboa (31)

Al fin llegamos al lugar de la cena. De nombre: Pharmacia.

La dueña tuvo la genial idea de ambientar un restaurante con una estética muy peculiar donde parece que has viajado en el tiempo y te encuentras dentro de una farmacia de los años 50. Se encuentra en un edificio muy grande con una entrada que da gusto solo cruzar la verja, un gran jardín plagado de mesitas y sillas donde poder tapear o tomar una copa, era la antesala del restaurante interior.

Pharmacia restaurante Lisboa

Fachada del restaurante Pharmacia con entrada principal a los jardines de la terraza.

El restaurante por dentro es una pasada, diferente a todo lo que hayáis visto hasta el momento seguro. No os voy a desvelar nada más, solo deciros que si tenéis opción de coger el menú sorpresa ¡lo hagáis! No es barato, eso también os lo adelanto, pero como colofón de una visita a una de las ciudades más bellas del mundo… ¿qué menos? 😉

Pharmacia restaurante Lisboa

Cristo Rey

Para despedirnos, como no podía ser de otra manera la última visita sería al Cristo Rey. Inevitablemente comparable con el Cristo Redentor de Río de Janeiro, ya que fue el Cardenal de Lisboa allá por 1934 quien cuando viajó a Río, quedó tan impresionado por el Cristo Redentor, que a su vuelta se puso a recaudar dinero para que Lisboa tuviera el suyo.

Cristo Rey Lisboa

cristo_rey.jpg

Símbolo de la paz y agradecimiento a Dios por haber mantenido a Portugal al margen de los estragos de la Segunda Guerra Mundial, sus 28 metros de altura y sus vistas de toda la ciudad al otro lado del Puente 25 de abril, bien merecen una visita.

Y con todo esto, que no es poco, nos despedimos de Lisboa hasta la próxima (porque espero que haya una próxima).

 

 

Anuncios

2 comentarios en “Lisboa. La niña mimada de Portugal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s